jueves, 30 de noviembre de 2017

Todos mienten, y todos comemos


Todos sabemos que la publicidad nos ha mentido, que vivimos en un ambiente obesogénico, que nos meten azúcar hasta en lo platos salados. Los niños en España ven unos 5 anuncios publicitarios al día, y muchos de ellos de comidas ricas en azúcar, sal y grasas saturadas, no de plátanos y espinacas.



Nos han mentido tanto, que ya no confiamos en nada que venga a través de una marca, y hemos ido al otro extremo, confiamos a ciegas en cualquiera que diga las empresas son malas.

 Nos dicen el jamón serrano da cáncer, 1 de cada 10 de los presentes tendrá cáncer. Y ya está, no es una mentira pero la idea mental de muchos, será si me como esa loncha de jamón en Navidad tendré cáncer, y no es exactamente así.

El doctor Kurt Straif, jefe del Programa de Monografías de la IARC explica:

"Para un individuo, el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal por su consumo de carne procesada sigue siendo pequeño, pero este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida"

Y es que las recomendaciones son carne roja fresca un máximo de dos veces por semana, y carne procesada una vez por semana o MENOS.

Unos nos mentían y nos mienten, pero los otros también nos dicen medias verdades.  Y existen bullys de la nutrición que dan el nombre de un influencer comentando como promociona un turrón al hacer un chiste, a sabiendas de la legión de seguidores, que pedirá su cabeza, porque ellos también son otros influencers. Un ejemplo más, hay una pastelería, que recibe cartas de amenaza muy agresivas, por qué está envenenando a sus clientes al usar azúcar en sus creaciones. Sí, hay mucho loco, lo saben, lo usan, y se excusan, en:" lo que hagan, los que me leen, no es mi culpa", y no lo es, pero saben que si mencionan a alguien, las consecuencias, y la publicidad que les significara. No es un error, es apuntar.

Tenemos que comer más sano, sí, más verduras, y convertir la carne en algo muy esporádico.

Y dejar atrás el azúcar. Pero si estamos gordos, o con problemas de salud, no es solo por nuestra alimentación, como dicen algunos. Hay que hacer deporte, sin actividad física, no importa que mires hasta la última etiqueta, no estarás cuidando tu cuerpo, y sí, de nuevo es verdad, no vamos a quemar 4 donuts por hacer deporte, pero no significa que no hagas deporte y no comas 4 donuts, es que hagas deporte y no comas 4 donuts.


Existe la creencia de que los veganos tienen que estar delgados pero igual que hay pasteleros delgados, hay veganos con kilos extra. Y es que no todo es blanco o negro. Son veganos, no nutrionistas, comen patatas fritas, cosas con azúcar, chocolate, etc. Lo que no comen es animales.

No podemos cuidar solo una faceta de una vida, o sufrir en la búsqueda de una alimentación perfecta, o dar por sentado que alguien que disfrute comiendo ensaladas sera alguien con una alimentación perfecta.

Pero podemos mejorar, podemos dedicar unos minutos a prepararnos un desayuno equilibrado pero no tenemos que pillar el látigo y azotarnos, si un día desayunamos unos churros.

Hay marcas que tienen productos más sanos que mucha comida que preparamos en casa, aunque nos parezca increíble, si a un bizcocho casero, le pones tres vasos de azúcar, por muy casero que sea, no va a ser la comida ideal.

Puedes preparar una ensalada en casa, yo te doy 126 opciones con #21ensaladas no te estoy diciendo que no la hagas, pero sino te apetece, si vas con prisa, si estás en la calle, y no te vas a poner a cortar una lechuga ¿De verdad te vas a sentir culpable por comprar una?





Y sí, es algo del mundo moderno, del consumismo y de la sociedad, la fruta ya cortada y pelada, pero, que más da si la estas comiendo. Mucha gente que se ríe porque alguien compra una tarrina de fruta, comentando "es que mira que es fácil cortar una manzana y poner unas uvas", resulta que por pereza no comen esa manzana y esas uvas.



 Así, que eso, comemos mal pero no tenemos que creer en todo lo que nos digan los que nos avisan que comemos mal, no, ellos también son marcas que están vendiendo un producto, sus charlas, sus libros, sus ideas, sus talleres...

Y no tenemos que sentirnos mal, si de vez en cuando pecamos. yo pienso seguir preparando tartas, comiendo jamón en navidad, y comprando pan blanco de vez en cuando, y sí, sabiendo que no es lo mejor, pero es mi decisión, también voy a intentar comer mas verduras, mas fruta, menos carnes, menos procesados, y voy a intentar comer mejor, pero no pienso sacar el látigo.

 Intentemos ser mejores, comer más sano, hacer deporte pero también perdonarnos más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario